fbpx

Aunque ya venían emergiendo nuevas maneras de hacer de negocios, la pandemia del Covid 19 ha acelerado y diversificado nuevas formas de contratar, de producir, de promocionar, vender y entregar productos, adicional a nuevos productos y servicios que han emergido en la actual coyuntura de aislamiento forzoso en el globo terráqueo. Estoy hablando de nuevos modelos de negocios, nuevas maneras de hacer las cosas de generar experiencias, de relacionarse e interactuar, esas nuevas formas de generar valor, de comercializar, de pagar y cobrar.

No es un secreto que estamos en un mundo hiper digitalizado, lo que hay que entender y comprender porque tanto individuos, como empresas y organizaciones, oferentes y demandantes, profesionales e independientes, cada una tiene su propio ritmo de asimilación y adaptación al nuevo entorno tecnológico y comercial.

Si bien es importante conocer la historia, las diferenciaciones y razones de éxito de modelos de negocio como Úber, Rappi, y otros Dragones Digitales, vamos a enfocarnos en los descubrimientos, comprensiones y aprendizajes que desde la investigación y práctica de Ingenieros de Marketing SAS han venido dándose y que evidencian resultados digitales significativos en clientes negocios como los de ustedes.

Toda empresa, todo negocio, requieren de factores para producir: insumos, maquinaria, espacio, tecnología, capital, y talento humano, siendo relevantes para este análisis el rol determinante y definitorio de las personas en todos los niveles y etapas de los negocios, independiente de la súper digitalización o robotización que estén de moda: no se consigue un modelo de negocio en donde no hayan personas que intervengan en las empresas, porque, de una u otra manera, siempre se requerirá una intervención, alguna acción, algún análisis, una decisión, siempre las personas, con sus maneras de pensar y de sentir, son
quienes mueven los modelos de negocios. Detrás de un gran B2B siempre va a ver un equipo de individuos con quienes hemos de relacionarnos y acercarnos para que tomen decisiones favorables hacia nosotros, para que los resultados digitales de que estamos hablando se den de la mejor manera.

La transformación digital, como toda transformación, todo cambio, se inicia en la mente de las personas, así también la transformación en las empresas y de las empresas, tal que, aunque una organización haya comprado la mejor tecnología, la mejor plataforma, si no hay actitud proactiva en las personas para recibir, aceptar e implementar los cambios, si hay reticencia y resistencia a la innovación, toda esa tecnología se puede multiplicar por cero, dado que su uso va a ser exiguo, escaso, ocasional, insuficiente o inapropiado. Para que los recursos tecnológicos y digitales generen transformación y productividad, se requiere reconocer los esquemas mentales de las personas, sus modos de pensar, los prejuicios, temores, resistencias, intereses, preferencias, atavismos, y las alternativas para superarlos.

Veamos, una aplicación como WhatsApp, ha influido en la manera en que interactuamos, existe una secuencialidad y un mutualismo entre los procesos mentales del conocer sobre el conocer y del conocer sobre el hacer, y los instrumentos y los procesos digitales y tecnológicos, entre lo humano y lo digital, para que los resultados digitales se den, es necesario conocer cuándo es que actúa el cerebro y cuándo el software, cuándo actúa la conciencia digital y cuándo es que actúa la conciencia humana. La transformación digital se inicia en la mente de los individuos e incidirá en las decisiones, sean pequeñas, medianas o grandes, triviales o estratégicas, y esas personas de que estamos hablando son sus clientes, cuando digo sus clientes son personas que dirigen y operan una empresa, una familia o su propia individualidad, que toma decisiones en representación de esa empresa a favor o en contra de sus productos o servicios, por ende, tenemos que trabajar desde el relacionamiento con esas personas, entonces vamos a ver cómo es que las personas o sus clientes también pueden estar o no transformados y esa transformación, o ausencia de ella, va a implicar que cuando usted transforma actúa con ellos a través de diferentes plataformas, sea relevante o irrelevante, decidan o no.

Continuamos mañana…

Adaptado por Jesús Antonío Castiblanco 
Tomado de: Apuntes de Investigación y Conferencias de Ingenieros de Marketing y Julián Castiblanco

También te puede interesar el siguiente artículo:

De Cero a Sapo en el Marketing Digital: una entretenida herramienta para vender más

 

You have Successfully Subscribed!